Blog

Laboratorio del Ahorro

¡Ahorra energía también en el garaje!

31 de Julio de 2018
  
Seguramente nunca te has planteado tomar medidas para reducir el consumo energético en el garaje. Bien es cierto que no es una estancia del hogar en la que habitualmente más tiempo pasamos. Sin embargo, y precisamente por eso, solemos ser poco eficientes, por ejemplo, en la iluminación de estos espacios. Tanto si el garaje es compartido con otros vecinos como si es individual, puedes apostar por la tecnología más eficiente, tanto para la iluminación como para la puerta. En este post te daremos algunos consejos que te ayudarán a ahorrar en tu factura de la luz.
Coche aparcado en garaje
En una comunidad de vecinos lo suficientemente grande, es probable que en el garaje haya extractores de aire. Si se quiere economizar en el consumo de estos, los temporizadores son una opción excelente. De este modo, los extractores solo se activarán al registrarse un mayor tráfico de vehículos.  
 
Con respecto a la iluminación, es aconsejable optar por la tecnología LED, tanto para garajes particulares como comunitarios, ya que este tipo de lámparas suponen un ahorro de más de un 80% en comparación con las incandescentes y su duración es mucho mayor. Además, la instalación de detectores de presencia permite que las luces se enciendan solo cuando haya alguien.
 
Otro elemento importante a tener en cuenta es la puerta, siempre y cuando sea automática, puesto que cada vez que se abre y cierra el motor consume electricidad. Aunque a veces se configura para que permanezca poco tiempo abierta, por miedo a que se “cuelen” desconocidos en el garaje, aumentar la duración de apertura evitaría tener que abrirla de forma repetida porque se haya cerrado demasiado pronto. Evidentemente en este sentido, hay que encontrar un equilibrio entre la seguridad física y el ahorro energético. Asimismo, es importante abrirla solo cuando sea necesario. Algo que parece insignificante como utilizar la puerta automática para pasar andando en vez de usar la puerta normal es un error y suele ser una práctica habitual sobre todo cuando el garaje es individual. En caso de no tener otra alternativa, puedes abrir la puerta solo hasta media altura.
 
Finalmente, en el automatismo de la puerta del garaje también podemos actuar. Los expertos señalan que un motor hidráulico es más apropiado si hay mucho tráfico (por ejemplo, en las grandes urbanizaciones) y uno electromecánico para menos entradas y salidas de vehículos, por lo que dependiendo de si el garaje es particular o comunitario podemos elegir uno u otro.
 
Recuerda que da igual si tienes una casa particular o formas parte de una comunidad de vecinos, ahorrar en el consumo energético es muy sencillo y no solo gastaremos menos dinero en electricidad sino que también estaremos cuidando del planeta.
 
Nos vemos la semana que viene en el Laboratorio del Ahorro y, ¡apúntate al ahorro!
  


Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas el servicio.