Blog

Laboratorio del Ahorro

Adiós a las bombillas halógenas, bienvenida “segunda revolución” de la tecnología LED

14 de Agosto de 2018
  
El próximo 1 de septiembre entrará en vigor la Directiva ErP 244/2009 de la Unión Europea que prohibirá la venta y distribución de las bombillas halógenas fabricadas después del 31 de agosto de este año. Esta Directiva, afectará a todos los consumidores, ya que, a partir de esta fecha, las tiendas podrán vender su stock, pero los fabricantes no podrán seguir produciendo este tipo de bombillas, lo que supondrá un paso más hacia los sistemas eficientes de iluminación, como ya sucedió en 2012 cuando se prohibió la venta y fabricación de luces incandescentes o en 2016 con los focos halógenos.
Bombilla LED
Aunque la mayoría de las ventas ya son de bombillas eficientes, según la Asociación Española de Fabricantes de Iluminación (Anfalum) sólo un 10% de las ventas corresponde a bombillas LED, por lo que esta prohibición favorecerá que muchos hogares sustituyan sus antiguos sistemas de iluminación por otros más eficientes.
 

Sistemas LED, control de consumo y eficiencia

 
En muy pocos años, las bombillas LED han pasado de ser un producto caro a ser muy accesible a la vez que su eficacia y producción de luz también ha mejorado. Hoy en día puedes encontrar en el mercado todo tipo de bombillas LED que podrás aplicar en cualquier solución de iluminación, tanto interior como exterior.
 
Así, partiendo del bajo consumo y larga duración (más de 30.000 horas), si optas por las bombillas LED podrás beneficiarte también de otras ventajas: mínima emisión de calor, luz nítida y brillante, baja contaminación lumínica en exteriores y mayor durabilidad al soportar mejor los golpes y vibraciones que las antiguas bombillas incandescentes.
 
Otra de las grandes ventajas de los sistemas LED la encontrarás en sus posibilidades de control remoto. El desarrollo del Internet de las Cosas, o IoT por sus siglas en inglés, permite conectar cada día un mayor número de dispositivos del hogar, incluyendo la iluminación. Si optas por un sistema LED conectado en tu casa podrás:
 
  • Controlar la intensidad de la iluminación: aunque ya hay sistemas de control con mando a distancia para bombillas LED individuales a precios razonables, un sistema LED conectado te permitirá tener un control total de todos los elementos de iluminación de tu hogar, adecuando fácilmente el consumo a las necesidades que tengas en cada momento. 
  • Responder a acciones programadas: no sólo podrás adelantar el encendido, si no, que también podrás controlar que todo tu sistema de iluminación está apagado cuándo no estás en casa. 
  • Tener varias bombillas en una: otra de las características más valoradas es la capacidad no sólo de controlar la intensidad, también la tonalidad y el color de muchas bombillas. ¡Podrás crear ambiente en distintos puntos de tu hogar de forma sencilla! 
  • Controlar el consumo: podrás conocer las horas en las que has utilizado cada bombilla y su influencia en la factura de la luz. 

El fin de la iluminación tradicional y el avance en el hogar conectado favorecerá que nuestros hogares sean cada vez más eficientes y que podamos pagar menos en el recibo de la luz.  
 
Nos vemos la semana que viene en el Laboratorio del Ahorro y, ¡apúntate al ahorro!
  


Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas el servicio.