Blog

Laboratorio del Ahorro

¿Quieres ahorrar?
Nosotros te asesoramos

Ser eficiente también en la oficina

10 de Noviembre de 2017
  
Hucha ahorro energetico
Hoy en día la palabra ahorro está muy presente en nuestras vidas, ya no solo en el hogar, sino también, ¿por qué no?en nuestro propio centro de trabajo. Por ello, tanto si tienes tu propio negocio como si trabajas por cuenta ajena y quieres ser más eficiente, te proponemos los siguientes consejos que te ayudarán a disminuir el consumo de energía en tu lugar de trabajo.

Tips para ahorrar en la oficina:
  • Utiliza detectores de presencia, sobre todo en aquellas zonas de tránsito puntual como son los aseos o las salas de reuniones.
  • Como hemos comentado en este blog, el modo stand by también consume energía, por lo que siempre es recomendable apagar el dispositivo en vez de hacer uso de este modo.
  • Al acabar la jornada, desenchufa todos los dispositivos electrónicos, tales como fotocopiadoras o impresoras, ya que cualquier aparato conectado a la red genera energía.
  • Opta por bombillas LED, ya que son las más eficientes y por tanto, con las que más ahorro conseguimos.
  • Utiliza sensores en los grifos para no derrochar agua. Además, con esta tecnología nos aseguramos de que el grifo queda correctamente cerrado. Gracias al ahorro que suponen los grifos electrónicos, rápidamente se recupera su inversión.
  • Activa el modo de ahorro energético en los ordenadores y demás dispositivos electrónicos para que se apaguen cuando no se esté haciendo uso de ellos. De esta manera, se puede llegar a ahorrar hasta un 37%.
  • Utiliza la luz solar lo máximo posible, esto no solo reduce nuestro consumo, sino que también ayuda a reducir la fatiga visual de los trabajadores.
  • Revisa el aislamiento térmico de puertas y ventanas, así se reducirán los consumos por pérdidas energéticas de los sistemas de climatización.
  • Aunque parece algo obvio, apaga las luces cuando no te encuentres en la sala, ya que es una forma muy común de derrochar energía.
  • En cuanto a la temperatura, 20º en invierno y 25º en verano para ahorrar costes y mantener un entorno de trabajo confortable.
  • Revisa la potencia contratada y comprueba que es la adecuada a las necesidades de tu empresa. La potencia contratada es un coste que debemos pagar consumamos o no energía, por lo que si tienes más potencia de la necesaria te recomendamos que la adecúes a tus necesidades.
¿Conoces algún consejo más para ser eficiente en la empresa? Compártelo con nosotros en el Laboratorio del Ahorro.

Nos vemos la semana que viene y, ¡apúntate al ahorro!
  

Déjanos un comentario

Sé el primero en comentar

Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas el servicio.