Blog

Laboratorio del Ahorro

¿Quieres ahorrar?
Nosotros te asesoramos

Las nuevas tecnologías y el ahorro energético

18 de Agosto de 2017
  
Las denominadas TIC, o lo que es lo mismo, las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación, están permitiendo cambios antes impensables a nivel social, económico y tecnológico. Estos progresos nos llevan hoy a que desde el Laboratorio del ahorro podamos ofrecerte una serie de consejos que se pueden aplicar al ahorro energético.
Las nuevas tecnologías y el ahorro energético
Gracias al ecosistema de las apps e Internet, hoy en día el usuario está más capacitado que nunca para estar informado y tomar decisiones. Por ello te damos algunas recomendaciones que te pueden ayudar en tu día a día en el ahorro de tu consumo de energía:

1.- Fintech: el sector financiero cada vez está más integrado en el entorno de las aplicaciones y las nuevas tecnologías. Hoy florecen las apps propias de banca electrónica que permiten hacer un seguimiento en detalle del ingreso y gastos del usuario, así como del consumo energético mes a mes, semana a semana, etc. Esto facilita que el usuario pueda tomar decisiones en base a su actividad, por ejemplo comparando los precios de distintas tarifas. Buena muestra de este tipo de aplicaciones es Fintonic.

2.- Domótica inteligente: es un hecho comprobado que las grandes empresas tecnológicas están apostando fuerte por digitalizar todo lo que nos rodea, dándonos un acceso más directo a nuestras necesidades diarias. Google, Apple o Amazon ya han ofrecido sus soluciones al mercado. Tener el control absoluto desde el smartphone sobre el consumo de agua y electricidad puede suponer un ahorro de hasta el 18% en la factura del mes. Otro sector en pleno auge relacionado con la domótica inteligente es el de los termostatos inteligentes, que facilitan la gestión de la temperatura o la luminosidad del hogar, entre otras acciones. Ejemplo de ello es TOON, solución que será ofrecida por Viesgo a partir del tercer trimestre de este año.

3.- Teletrabajo: gracias a Internet y los avances que permiten las nuevas tecnologías, ha surgido la posibilidad de trabajar desde diferentes lugares. En ocasiones ya no es necesario desplazarse a una gran oficina, con el consiguiente ahorro energético que ello puede suponer para la empresa y/o el empleado.

¿Qué te han parecido nuestros consejos? ¿Tienes algún otro que desees compartir con nosotros?

Nos vemos la semana que viene en el Laboratorio del Ahorro y, ¡Apúntate al ahorro!
  

Déjanos un comentario

Sé el primero en comentar

Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Si continuas navegando entendemos que aceptas el servicio.